lunes, 12 de octubre de 2009

Mi primera maraton - Parte I: Las horas previas

Les dejo este video que ya puse en una vieja entrada, pero lo repito porque hoy me hace reir más que nunca por la razón que tiene. Abajo, la primera parte de la crónica.





Todo comenzó el sábado. La víspera de un día tremendo.

En realidad el viernes a la noche, dicen los que saben, que es el viernes cuando hay que dormir bien. Me di OTRO baño de inmersión para relajar bien el cuerpo y me acosté tipo 1 AM del sábado... había dejado la agenda libre como para estar desocupado.

El sábado, me desperté a eso de las 8.30 (suelo despertarme tempranísimo siempre, asi que a esa hora estaba más que bien). Siguiendo recomendaciones del entrenador, me quedé media hora más tiradito ahí, despertando al cuerpo de a poco.

Durante el día hice poco, pero traté de no dormir siesta para dormir bien a la noche, tema que me tenía preocupado. Estaba impaciente más que ansioso a esta altura.

Hice muchas cosas en mi casa, poner orden y demás...ya al mediodía reforcé carbohidratos con pastas. Al desayuno habitual de licuado de banana con clara de huevo, leche descremada y etc.. y un cafecito con pan integral le sumé un gatorade (Power breakfast! Un asco, lo sé...but I like it).

Llegó la hora del almuerzo y después por la tardecita temprano me dí una pequeña vuelta por la expo maratón a ver si llegaba a ligar un masaje, pero estaba en receso el tema hasta las 17:30 y enfilé de vuela al centro, quería ir al cine para matar el tiempo y quería estar solo.

Muchas ganas de ver la de Tarantino (Bastardos sin gloria) que no había visto, pero la daban recién como a las 6 PM y a las 7 jugaba Argentina con Perú y quería estar tirado en casa mirándolo (la selección apesta, pero bue...).

Dí un buen paseo por Florida, Lavalle, Corrientes, etc... al fin y al cabo es "mi barrio"... me compré un chocolate, hacía correr el tiempo...estaba como en una sala de parto... como un gato encerrado.

Para las 7 estaba en casa preparando la cena para más tarde, porque el partido terminaba a las 9 y no queria "cocinar-comer-acostarme" tarde... adivinen qué; PASTAS! y ooootro Gatorade, más fruta de postre.

En el medio, un poco de internet, ver el partido, sufrir y gritar el gol de Palermo contra Perú (un iluminado!... que chabón!), para esto, se había largado un diluvio universal en Buenos Aires...cómo llovía Dios!. Iba siguiendo los comentarios de la gente del foro de corredores, todos hablando de mas o menos lo mismo...pronóstico, luvia sí, lluvia no, comidas, etc...ANSIEDAD!.

Terminó el partido, cené, me di un baño caliente, preparé todas las cosas para el otro día (resultó ser clave, ya lo verán...).

Dejé sobre la mesa; 4 remeras (2 de competencia y 2 de recambio), pantalón corto y largo, campera de abrigo, zapatillas, 2 pares de medias, dorsal, cinta para las tetillas, talco, sobre con el chip, riñonera, cámara de fotos, fruta, los geles, el recovery, la bolsa de consorcio por si llovía , las bolsas para las zapatillas, plata, a último momento no encontraba los alfileres de gancho, mandé un mail de auxilio al equipo y Artur me llevó dos, y además dejé la vaselina (si gente que NO corre...los que corremos usamos VASELINA y a mucha honra....se aclara que es para ponerse en las zonas susceptibles de paspaduras, axilas, ingles y pies...para evitar chistecitos, je!).

Puse todos los despertadores a las 4.30... el bañó me resultó super relajante... Hubo divertido y emotivo intercambio de mails con el equipo. 22.30 Hs: Buenas noches y a dormir.


(CONTINÚA).

2 comentarios:

Sol dijo...

Lucho, que divertido el videooo!!! muy copado como contas el dia minuto a minuto!!
cada dia extranio mas el running...
que lindo todo el dia previo, por ahi se sufre cuando se vive pero despues se extrania.. jaja el habito de preparar todo a la noche, el sobre con el chip... comer fideos.. los geles! segui contando que esta buenisimo!


PD... la de tarantino esta buenisima!! ahora anda a verla mientras descansas las piernas y dsp me contas.

ah me olvide de firmar:
soy sol!

LUCHO dijo...

Grande Solcitooo!... acordate que el año que viene, si Dios quiere, será tu debut maratoniano. Gracias por tantas horas de compañia y trabajo en equipo. Esta maratón es parte tuya, y de Juan y de Fabi.